Information about the exhibition in English here.
 

Algo se rompió: 2011–Windows–2021
Mariela Scafati
97 Kenmare Street, New York, NY

 

Inauguración:
Jueves 29 de julio, de 6 a 8 pm [RSVP]

 

Horas de la galería:
De miércoles a sábados, de 12 a 6 pm
29 de julio-15 de septiembre de 2021

 

#algoserompio  #somethingbroke  @scafatiscafati  @storefrontnyc   

 

“El cuerpo, barricada fluída”, afirma uno de los 60 afiches monocromáticos pintados a mano por Mariela Scafati en tonos que van del rojo militante al rosa salvaje. Para esta instalación, Scafati regresa a 2011, cuando presentó una exposición titulada Windows en Buenos Aires. Diez años después, la artista revisita y amplía este cuerpo de trabajo, recontextualizando la obra tras una década intermedia de activismos transfeministas que han tenido un impacto intenso en ella y en quienes la rodean. “No sé si llego con palabras a definir esos diez años, posiblemente sí, con los colores”.

 

“Un autorretrato en rojos y rosas”, ofrece Scafati a modo de descripción. Algo se rompió es un diario de lo personal y lo colectivo en forma de pinturas que son a la vez poemas y carteles de protesta. Es una ventana al cuerpo de la artista como pintora, docente, activista, serigrafista queer y, recientemente, como madre. Es un espectro de carmesíes viscerales.

 

Es el color de la solidaridad. “Felicidad infinita en la plaza”, escribió en 2011. Windows se presentó inicialmente durante una acalorada elección presidencial en Argentina y en un momento de gran entusiasmo por el movimiento de los Indignados en contra de la austeridad en España. El trabajo incorpora ideas de sus asambleas, sus modos de organización en espacio público y las estrategias creativas que surgieron de estos esfuerzos, muchos de los cuales fueron heredados de Reclaim the Streets, la Primavera Árabe y otros movimientos sociales globales y locales.

 

Es el color de atención. “Ataques de cariño por tí”, pronunció mientras transmisiones de todo el mundo parecían estar en streaming permanentemente en las ventanas de la pantalla de su laptop. En 2021, al dejar abierta una ventana de su casa, pasó una vecina que le dijo “Avísame si puedo ayudarte en algo.” Este gesto de apoyo se volvió más común que nunca durante la pandemia y lo sigue siendo.

 

Es el color de la audacia. “Sí, se puede. Sonreir, llorar, son parte de lo mismo”, declaró aquella vez con un sentido más despreocupado. Ahora, diez años después, la sensación es distinta. Es un sentido de esperanza mezclada con melancolía, entendiendo que hemos estado aquí antes pero sin estar seguros de lo que sucederá después.

 

Es el color de la desesperación. “Soledad constante, incluso entre la multitud”, recuerda. Ahora, aunque la conectividad se expande a través de WhatsApp y más allá, es difícil escapar de la sensación de aislamiento, como si algo se rompiera en la red que nos une.

 

Estos rojos y rosas surgen de lazos de afecto de la artista a través del activismo y del entrelazamiento de arte, política y vida. Son ventanas que enmarcan las subjetividades de un cuerpo que busca otras formas de ser.

 

Sobra la artista

Mariela Scafati (1973) es pintora, serigrafista queer y docente. Ha vivido y trabajado en Buenos Aires desde 1997. En el 2000, tuvo lugar su primera muestra individual en la galería Belleza y felicidad en Buenos Aires. Una de sus últimas exposiciones colectivas, Transformación, se presentó en el Museo Nacional de Grabado de Argentina y en la onceava Bienal de Berlín. Scafati ha participado en proyectos colectivos y colaborativos vinculados a la serigrafía, la educación, la radio y el teatro. Desde 2007, ha sido integrante de Serigrafistas Queer, un no-grupo que convoca a encuentros para crear consignas que están impresos en camisetas para usar en las marchas del orgullo LGBTTTIQ+, manifestaciones feministas, escuelas, hospitales, museos y asambleas. Desde 2013, ha sido parte de Cromoactivismo, un grupo que usa el color para intervenir poéticamente y transversalmente en los acontecimientos políticos y sociales. En 2020, se sumó a un colectivo que está construyendo la Huerta Agroecológica Transfeminista en Buenos Aires.

 

Building Cycles

Algo se rompió se presenta como parte de Building Cycles, un programa curatorial de Storefront que examina “building” como lugar y proceso. Algo se rompió sigue a tres exposiciones del ciclo, Aquí­ vive gente, Ministry for All, y Arabesque.

 

 

Créditos

Algo se rompió: 2011–Windows–2021 por Mariela Scafati. Diseño gráfico por Julián Solís Morales. Organizado por Storefront for Art and Architecture, 2021.

 

Un agradecimiento especial a Isla Flotante.

 

Equipo de Storefront for Art and Architecture:

José Esparza Chong Cuy, Director ejecutivo y curador en jefe

Jinny Khanduja, Subdirectora

Eduardo Meneses, Manager de galería y operaciones

 

Apoyo

Building Cycles ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Graham, así como de DS + R; KPF; Steven Holl Architects; el Consejo de las Artes del Estado de Nueva York con el apoyo del Gobernador Andrew Cuomo y la Legislatura del Estado de Nueva York; fondos públicos del Departamento de Asuntos Culturales de la Ciudad de Nueva York en asociación con el Concejo Municipal; y por la Junta Directiva, los miembros y los donantes individuales de Storefront.

 

            nyc cultural affairs logo _small